Cada situacion un refran

Existen tantos refranes que no es descabellado asegurara que para cada situación debe haber un refrán que lo represente. Esto se puede explicar porque este tipo de frases surgen producto de la evaluación de circunstancias repetitivas que se suscitan en el acontecer diario de las sociedades, entonces a alguien se le ocurre pronunciar un juego de palabras que encierran perfectamente dicho hecho.

Cuando esa frase resulta atractiva, los demás la empiezan a utilizar una y otra vez, así se va volviendo contagiosa y sin darse cuenta ya son miles los que las repiten, es lo que llamaríamos ahora “se hace viral”, no obstante, hay que reconocer que los refranes tienen un mérito mayor, porque su popularidad no es temporal, como ocurre actualmente con algunos vídeo o imágenes. Ellos se mantienen en el tiempo.

Por otra parte, cuando nacieron no se disponía de tantos medios de comunicación como hoy día, ni siquiera han sido promocionados por estrategias de marketing, mucho menos están respaldados por inversiones económicas ni hay grandes empresas con algún interés en particular.

Aun así se mantienen en pie, y se utilizan indiscriminadamente, es decir, que su mérito es por su trasfondo, porque no solo representan las situaciones sino que también aportan un valioso mensaje reflexivo, que bien asumido puede ayudar a las personas a mejorar sus actitudes, a ser más precavidos o para tomar mejores decisiones.

Pero veamos algunos de estos refranes tomados de la web refranesysusignificado:

  • “Como te ves me vi, como me ves te verás”. Este proverbio aplica especialmente a quienes gozan de juventud pero ven con desprecio a quienes ya tienen una edad avanzada, o no se preocupan por ellos, se burlan, quien sabe cuántas cosas hacen sin concientizar que algún día serán ellos quienes estén en esa misma posición.
  • “Caras vemos corazones no sabemos”. Este refrán advierte sobre esas personas con las que nos topamos que aparentan ser una cosa,pero sus verdaderas intenciones o sentimientos pueden ser muy diferentes, por lo tanto, no hay que fiarse por lo que observamos a simple vista.
  • “Corazón codicioso no tiene reposo”. Hay individuos que se afanan toda la vida en poseer cada vez más y no descansan, ni siquiera disfrutan de lo que tienen, lo lamentable es que se les escapa la vida y la ambición los consume sin parar.
  • “Cuando el gato sale los ratones pasean”. Esta situación se presenta con frecuencia si se ausenta la figura de autoridad, por ejemplo en un trabajo o en la casa, entonces los que quedan se toman libertades excesivas.