Los refranes son frases inteligentes

Aunque generalmente los refranes son frases que pasan inadvertidas, tienen mucho más valor de lo que aparentan, si prestamos atención con detenimiento podremos percatarnos del poderoso significado que encierran. A decir verdad, a pesar de su simpleza, son numerosos los mensajes que se pueden rescatar de tales dichos.

No sé si fueron creados por eruditos, según cuentan, la mayoría de ellos surgieron de la gente común, lo único que necesitaron fue ponerle un poco de picardía o un componente jocoso, algo divertido, honestamente, no sé lo que realmente provoca ese atractivo natural, pero lo que no se puede negar es que resultan ser frases muy inteligentes, que tienen la capacidad de aconsejar, advertir o reprender.

A diario, millones de personas pronuncian frases que se van casi de inmediato al olvido, entonces cómo es que los refranes han sobrevivido, cómo se hicieron populares, si ni siquiera tienen patrocinantes,ni quienes inviertan en su desarrollo y difusión. Definitivamente, es un mérito que han ganado por su mismo valor, por ese contenido inteligente que bien apreciado tiene el poder de hacer reflexionar y cambiar a los individuos de una sociedad.

Ojalá se les prestara mayor atención, se adoptaran en varios aspectos de la vida, es un gran tesoro y lo mejor es que el cofre está abierto, es más, hoy día hay muchos cofres gracias a la divulgación a través de Internet, en donde hay sitios que resaltan este tipo de información,uno de ellos bastante completo es refranesysusignificado.com.

La invitación es a entrar en dicha web y dejarse seducir por toda esa sabiduría popular.Una vez que analicemos unos cuantos refranes comprenderemos porqué se les denomina también como frases inteligentes. Por ahora revisemos unos pocos de ellos:

  • “A enemigo que huye, puente de plata”. Es de sabios evitar conflictos, por lo tanto, si ves que alguna persona que te está dando problemasse piensa retirar, pues facilítale las cosas, será mejor que engancharse con gente así.
  • “El que mucho abarca poco aprieta”. Esto le ocurre a quienes asumen muchas responsabilidades sin medir bien la verdadera capacidad que posean, entonces suelen fallar en el cumplimiento de las mismas. Por ende, es recomendable comprometerse con menos,con el objetivo de hacer bien las cosas.

“En boca cerrada no entran moscas”. Ser prudente con lo que comentamos siempre será una actitud inteligente. Hay que ser muy responsable con lo que se dice.