Sol y Playa en Familia

Las vacaciones familiares son un gran reto, no solo por la inversión económica que esto representa sino por la diversidad de gustos y preferencias que podemos encontrar dentro del grupo familiar, algunos quieren un lugar tranquilo, otros quieren playa, otros actividades al aire libre, etc.

Si bien es muy difícil complacer por completo todos los gustos y preferencias de cada uno de los individuos que conforman el grupo familiar, es posible encontrar un punto de equilibrio el cual resuma un poco de cada una de las preferencias.

Uno de los lugares que se pueden visitar en familia y en el que se pueden desarrollar distintas actividades es la isla de Tenerife, es un destino con muchos contrastes, es decir se puede disfrutar de la playa así como de rutas de senderismo o practicar surf.

En esta isla se encuentra el Teide que representa el pico más alto de toda España y que además es un volcán, un recorrido que todos en la familia podrán disfrutar.

También se puede disfrutar de días bajo el sol, lo mejor de todo es que el clima es cálido la mayor parte del tiempo, de esta manera pueden planificar un día de playa en familia y hacer distintas actividades que involucren a todos.

Algunos Consejos para Viajar con Niños

Inicialmente verifica que tengas toda su documentación al día, sobre todo si el menor viaja sin sus padres o solo con uno de ellos, tener todos los permisos que exige la ley te evitará muchos problemas.

Si el viaje es muy largo piensa en la comodidad y el entretenimiento de los pequeños durante el recorrido, no está de más tener algún juego a la mano o algún dispositivo móvil con el que puedan entretenerse mientras llegan a su destino final.

Lleva un botiquín de primeros auxilios que incluya medicamentos pediátricos, los niños son más propensos a sufrir caídas durante los viajes ya que nunca se están quietos en un solo lugar, para ello debes ir preparado con algún spray antiséptico, algodón, gasas y unas banditas.

No olvides incluir medicamentos analgésicos, antiespasmódicos por si su pancita le molesta, antialérgicos y un medicamento que sea eficaz para bajarle la temperatura.

En la maleta de viaje incluye ropa cómoda y que sea adecuada al lugar a donde viajan, cerciórate de meter algunas prendas de más ya que los chicos siempre requieren de más cambios que los adultos, ensucian su ropa con mayor facilidad, así que es mejor estar preparados y que no te falta la ropa limpia en el viaje.